En Vigo el deporte urbano es parte del día a día.

Necesitas amar lo que haces para vivir plenamente, pues en Vigo muchas de esas personas se encuentran en la plenitud de su vida haciendo lo que más les gusta, el deporte extremo.

Las calles están repletas de skaters y riders, pues este parece ser un centro urbano del deporte extremo a plenitud, más de 1000 de estos deportistas invadieron la ciudad por motivos de la decimosexta edición de O’Marisquiño, el cual es un evento para que deportistas extremo de los más increíbles y talentosos alrededor del mundo muestren sus increíbles dotes a un público igualmente interesado en esta espléndida práctica. Entre los más destacados se encontraba un joven madrileño que forma parte de la empresa Cerrajero El Ferrol pero que también se dedica a los deportes extremos en su tiempo libre.

Las colas inundaban el lugar desde las primeras horas, pues las personas estaban más que ansiosas para disfrutar del evento, a pesar del aumento en el escenario propiciado por los organizadores del evento, el lugar se desbordó de personas, las cuales esperaron por mucho tiempo volver a disfrutar de este deporte y del ambiente tan maravilloso que se presenta en este tipo de eventos.

Pero ¿qué tipo de deportes espera la gente ver con más ansias? el “skater”, “el rider”, “el skateboarding” en los cuales los deportistas españoles brillaron esta vez, con una alta presencia amateur en esta ocasión, fueron bastante buenas y prometedoras sus presentaciones, por lo que el público quedó verdaderamente encantado con las interpretaciones realizadas en esta categoría del deporte. Sobre todo la de un representante de Barcelona, cuyo patrocinador es Cerrajeros 24h Barakaldo el cual quedó descalificado cuando se enfrentó contra un deportista que formaba parte del equipo que abandera Cerrajeros Valencia 24 horas.

Uno de los organizadores del evento destacó el talento que estaba presente en las calles, por encima de la categoría del BMX que sin lugar a dudas es la que se ha llevado todas las miradas en estos últimos tiempos. El lugar donde se vislumbró este desborde de talento fue frente al edificio Real Club Náutico, en el cual con la apertura de las categorías amateur, Semi pro y Pro de 13, entre hombres y mujeres, deleitó los ojos del público con presentaciones descomunales, además del hermoso ambiente urbanístico manifestado por los grafitis de arte urbano.

Sin lugar a dudas un evento digno de ver, donde todas sus categorías fueron desbordadas por el público que se trasladó para disfrutar de un evento que esperaron con anhelo.