El skate, un deporte de moda entre los jóvenes

No es un deporte de masas, pero cada vez son más los jóvenes que los practican, de hecho, hoy en día muchos pueblos cuentan con pistas de skate que casi nunca están vacías. Y la gran ventaja de este deporte es que, realmente, se puede practicar casi en cualquier sitio. De hecho, no es infrecuente ver a jóvenes haciendo piruetas en rampas, escaleras o cualquier otro elemento urbano, aunque en muchos de esos lugares no esté permitido…

Pero, más allá de una moda entre los jóvenes que a veces no gusta demasiado, sí es verdad que se trata de un deporte con infinidad de beneficios. Y es que estamos hablando de un deporte divertido como pocos, que permite ejercitar el cuerpo de una manera importante y que se puede realizar a edades muy tempranas.

Hay que tener en cuenta que el trabajo obliga a mover todo el cuerpo para conseguir hacer esas vueltas y esos saltos, tan espectaculares a veces. Prácticamente no hay un músculo que no entre en juego para conseguir mantener el equilibrio. La parte inferior del cuerpo se usa para mover la tabla hacia donde se desee. Los músculos de las piernas, de esta manera, se desarrollan considerablemente. Pero no solo eso, la parte superior del cuerpo es esencial para conseguir el control y el equilibrio.

El skate ayuda a fortalecer cuádriceps, tobillos y gemelos y proporciona flexibilidad. Es un deporte muy exigente que ayuda a quemar cantidades importantes de calorías, por lo que resulta más que apropiado en la lucha contra la obesidad.

Es un deporte divertido, que mejora la capacidad cardiopulmonar, además de la fuerza, la resistencia y la coordinación. Un deporte barato y que ayuda a mejorar las relaciones sociales estableciendo sanas competencias.

Eso sí, también se trata de un deporte exigente no exento de riesgos si no se toman unas mínimas precauciones, como protegerse de golpes o caídas más que posibles.