Conoce las lesiones musculares más comunes y cómo evitarlas

Sea cual sea el deporte que practiques, siempre es posible que te ocurra una lesión muscular ya que, después de todo, cuando se practica una actividad física de alto rendimiento se expone todo el cuerpo a sufrir algún tipo de daño físico. Es el precio que hay que pagar por hacer lo que tanto nos gusta y apasiona.

No hay nada peor para un deportista que sufrir una lesión, no tanto por el dolor físico, sino porque quedará imposibilitado de seguir ejerciendo el deporte que tanto le gusta. Es por ello que este post lo dedicamos a todos aquellos deportistas que quieren conocer acerca de su cuerpo y acerca de cómo evitar lesionarse. En lo que sigue hablaremos de las lesiones más comunes que acaecen en los deportistas de alto rendimiento haciendo énfasis en las tareas básicas de recuperación. Cabe acotar que no sólo los deportistas son propensos a estas lesiones, de hecho todos los somos, incluso los Cerrajeros pueden padecer algunas de estas lesiones durante sus labores.

  • Contusiones: resultan del choque o compresión brusca de los tejidos. Este aplastamiento de los tejidos se caracteriza por un dolor focalizado en el lugar de la lesión y un derrame o hematoma con coloración variante a medida que transcurre el tiempo. Lo que hay que hacer para recuperarse de esta lesión es aplicar frío en la lesión y dar reposo al musculo afectado. Recuerda nunca aplicar calor o dar masajes en las primeras 48-72 horas, esto sólo agravará la situación. En cuanto a la dieta, se aconseja ingerir platanos y naranjas como fuente de vitaminas, acompañadas con mucha agua durante todo el día.
  • Calambres: este es un tipo de molestia causada por el sobreesfuerzo del musculo. Es quizás la lesión menos grave que te puede ocurrir, pues se trata de una lesión temporal que se sana en unos pocos minutos. Para agilizar la curación de esta lesión se debe realizar estiramientos suaves, luego aplicar calor húmedo y finalmente masajear la levemente la zona afectada. Para evitar estas lesiones se aconseja darse baños calientes antes de practicar el deporte de tu preferencia al igual que realizar pequeños ejercicios de estiramiento para calentar a los músculos antes de ponerlos en marcha.
  • Contracturas: puede suceder en un musculo, una fracción muscular o un grupo muscular y se debe a una contracción de esas zonas, causada a su vez por un desorden bioquímico originado por una fatiga. El tratamiento de recuperación de esta lesión debe ser llevado a cabo por un especialista, el cual aplicará un masaje restaurador. Si eres propenso a estas lesiones, entonces te aconsejo aplicarte cualquier pomada de metil-salicato antes de practicar cualquier tipo de ejercicio físico.
  • Tirones: cuando las fibras musculares se tensan excesivamente este tipo de lesiones ocurren. Por lo general son causadas por un movimiento violento que no llega a provocar un desgarro. Se recomienda aplicar hielo sobre la zona afectada una vez ocurrida la lesión. La mejor forma de prevenir los tirones es estirar suavemente todos los músculos del cuerpo antes y después de la actividad física, así como llevar una dieta sana.

Eso es todo por hoy. Si quieres saber más acerca de tu cuerpo y los deportes, mantente siempre atento de esta página web. Hasta una próxima ocasión.