Cómo beneficia la práctica de tenis a los más pequeños

La práctica de algún tipo de deporte en la edad infantil tiene infinidad de beneficios para los niños. El fútbol es tal vez el deporte estrella, pero lo cierto es que hay muchas disciplinas deportivas perfectas para los más jóvenes, y el tenis es una de ellas. Ideal porque, además, se puede empezar a practicar desde muy pequeños.

El tenis, como otros muchos deportes, ayuda a fortalecerlos físicamente; a que crezcan sanos, con menos problemas de sobrepeso; mejora la resistencia a la enfermedad y ayuda a mejorar su confianza en sí mismos y su autoestima. Pero, además, favorece el desarrollo del pensamiento táctico y estratégico y ofrece otros muchos beneficios:

  • Mejora el desarrollo psicomotriz y la coordinación
  • Mejora la flexibilidad, la agilidad y fortalece los músculos
  • Los niños aumentan la velocidad y la capacidad aeróbica
  • Ayuda a desarrollar la motivación, la competitividad y el afán de superación

Además, se trata de un deporte que les beneficia en otros aspectos de su vida, como los estudios, ya que hay que tener en cuenta que el tenis es un deporte en el que la concentración es fundamental.

Por otra parte, el proceso de aprendizaje del deporte es diferente según la edad a la que se comience. Los más pequeños, a partir de cuatro años aprenden mediante juegos a coordinar con el único objetivo de dar a la pelota, sin más, sin preocuparse de a dónde se dirige.

Después se practicará habilidad y comenzarán a jugar con una raqueta adaptada a su edad. Según crecen se adapta tanto la raqueta como los ejercicios para ir entrando ya en cuestiones técnicas. Es la gran ventaja del tenis, que se adapta a la edad del niño y siempre disfrutan jugando, pero se puede iniciar el aprendizaje a cualquier edad. El tenis es, además, un deporte que no es caro, una equipación básica está al alcance de cualquiera, como el alquiler de pistas para practicarlo.