Deportes y niños ¿a qué edad?

Estamos ante una sociedad en la que el sobrepeso, los malos hábitos alimentarios, el sedentarismo y los excesos de dulces y gominolas están cada vez más presentes en millones de familias , los niños y adolescentes son los que acaban siendo los más perjudicados, por eso el deporte es una solución clave ante este gran problema infantil.

En los colegios cada vez mandan más tareas, ejercicios y teoría que estudiar, los chavales ya bastante tienen por la mañana con ir al colegio y permanecer sentados durante tantas horas seguidas como para tener que pasarlas también estudiando por la tarde, su vida se convierte en sedentaria es por eso por lo que es muy beneficioso para ellos que compaginen la tarde haciendo deporte.

Hay un deporte adecuado en función de la edad de cada niño puesto que éstos están en edad de crecimiento y podría resultar peligroso por ejemplo que un niño de 10,12 años realizara cualquier tipo de deporte que pudiera arriesgar su continuo desarrollo, pero lo más importante antes de decidir que deporte realizar es que los jóvenes sientan que hacer deporte no es un sacrificio sino un estilo de vida y compaginar el deporte con una alimentación equilibrada.

La natación es recomendable para todos los niños incluidos los recién nacidos, es muy importante que aprendan a nadar lo antes posible.

El tenis es un deporte muy saludable y divertido que puede ser realizado por mayores de 10 u 11 años.

El fútbol sin embargo es el deporte estrella por excelencia que puede ser realizado por los más pequeños desde una temprana edad y que ayuda a perder muchas calorías.

El baloncesto también es un deporte muy común que además pueden practicar los más pequeños a partir de los 6 años.

El judo es un deporte muy moderno que ahora está de moda, además es adecuado para todas las edades en sus diferentes niveles que ayuda también a motivar el compañerismo.

La gimnasia de mantenimiento en cambio sólo es recomendada para jóvenes que ya tengan su cuerpo totalmente desarrollado.

El problema de la obesidad infantil

La obesidad infantil es un problema que afecta a millones de niños y está cada vez más presente en la sociedad española.

Desde que se tienen 6 años la asignatura de gimnasia es obligatoria en todos los colegios, sin embargo las horas que se dedica a la gimnasia son dos o tres a la semana, frente a otras asignaturas menos importantes que se les dedican las mismas horas.

La educación física debería ser una asignatura que ocupara más tiempo en el horario escolar, ya que es muy importante que los niños en época de crecimiento realicen deporte, y más aún cuando llevan una vida sedentaria desde tan pequeños.

Las horas dedicadas al deporte por un niño de primaria en el colegio no son suficientes para llevar una vida saludable y un buen crecimiento es por eso por lo que es muy importante que también realicen algún deporte por las tardes, no sólo es favorable apuntarlos a clases particulares de matemáticas o de inglés por ejemplo, el ejercicio físico es igual o más importante ya que favorece el estado psicológico, mejora la autoestima y disminuye el nivel de estrés, ayuda a desarrollarse mejor  e incluso puede llegar a corregir posibles defectos físicos.

niño-obeso-gordo-hot-dog

Actualmente algunos de los deportes que están más de moda para los niños es el judo, el karate y el taekwondo, dejando atrás los típicos como el fútbol y el baloncesto, estos nuevos deportes aportan ventajas que otros no tienen, ayudan a que el niño conozca su cuerpo desarrollando una mayor autoconfianza y capacidad de concentración, también le ayuda a aprender distintos valores como el  compañerismo, el respeto y la competitividad desde un ángulo muy positivo. No importa la edad que tenga el pequeño puesto que estos tipos de deporte pueden ser desarrollados por niños desde los 4 o 5 años de edad.

¿Saben los padres qué hacen con sus hijos?

Un niño gasta el doble de energía que un adulto, es por eso por lo que las horas de sueño, una alimentación saludable y el ejercicio físico son fundamentales para su crecimiento y desarrollo.

El metabolismo de un niño va mucho más rápido que el de un adulto, pero no nos olvidemos que un niño está en continua modificación física, la inmensa bollería industrial y la gran cantidad de chucherías que consumen debería reducirse considerablemente, las grasas saturadas, el exceso de azúcares provocan desequilibrios y trastornos alimenticios y más en edades tan tempranas. La mayoría de los padres no son conscientes del daño y efectos desfavorables que provoca una mala alimentación en sus hijos.

Al menos los niños pueden quemar antes este tipo de calorías tan dañinas, ya que están en continuo movimiento, y es que hacer deporte es muy saludable.

Otro error que cometen muchos padres es obligar a sus hijos a practicar algún deporte. Cualquier deporte es sano y favorable para el crecimiento infantil sin embargo no hay que asociar el deporte con algo sufrido, aburrido o fastidioso, ya que hay muchísimos deportes para los jóvenes adecuados para todas las edades que son muy divertidos, sólo tienen que encontrar el que más se adapte a los gustos específicos de cada niño, si llegan a encontrar el deporte como un hobbie no tendrán ningún tipo de problema de practicarlo habitualmente.

Sería muy beneficioso que los padres educaran a sus hijos de tal manera que hagan que los niños comprendan que el deporte junto con una dieta equilibrada es un hábito rutinario muy saludable que debe estar presente en todo momento de su vida. Esto ayudaría en la mayoría de los casos a evitar  que los niños cayeran en malos hábitos como fumar, beber alcohol o consumir drogas.